«Mi gran satisfacción como podólogo es mejorar la calidad de vida de mis pacientes, es decir, además de eliminar el dolor de sus pies, me siento en el compromiso de conseguir que recuperen su actividad normal, mejorando así su estado de salud general »

Mi elección fue la especialidad de podología porque me permitía realizar cirugía y mantenerme en contacto con el deporte. Por ello, el poder dedicarme a mis dos pasiones es lo que hace que podamos tratar tantos pacientes así como procurar tener la mejor formación para poder conseguir el mejor resultado en cada uno de ellos y así su máxima satisfacción.

× ¿Cómo puedo ayudarte?