OJOS DE GALLO O HELOMAS INTERDIGITALES

Lo que llamamos vulgarmente “callo” u  “ojo de gallo”  en realidad se trata de una lesión cutánea llamada heloma interdigital.

Si lo tienes, ya sabes que se trata de una lesión muy dolorosa. Consiste en una acumulación de queratina en una superficie muy pequeña, es por eso que en ocasiones se le denomina también “clavo”.

Normalmente se dan en el dedo pequeño producido por la presión o roce.